Consejos para que tu hijo duerma durante toda la noche sin dejarlo llorar. Entrevista en Mammaproof

Entrevista de BabyREM en Mammaproof.

Link: Mammaproof

 

BabyREM ofrece un servicio personalizado guiando y acompañando a padres y madres que tienen hijos con problemas de sueño.

No dormir de noche es agotador para los padres pero también para los bebés. No descansar las suficientes horas puede poner en jaque su correcto desarrollo y bienestar. Si bien es cierto que no existen recetas mágicas para lograr la tan ansiada “noche del tirón”, sí que existen algunas claves que es recomendable seguir para ayudar a nuestros pequeños a crear rutinas de descanso cada vez más prolongado. Olga Sesé de BabyREM Coach del sueño infantil, nos propone unos sencillos pasos que ayudaran al descanso de toda la familia.

Establecer unos buenos hábitos de sueño saludables, es la clave para tener éxito.

Crear una rutinas será fundamental, pero debemos encontrar la nuestra: no a todos los niños les relaja el baño vespertino, por ejemplo. Debemos marcar un horario de sueño que debe estar conforme a la edad del bebé. Acostarlo en el mismo lugar cada noche, para que se sienta cómodo y comprenda cuál es su espacio y su lugar para descansar. La rutina ayuda a vuestro hijo a prepararse para ir a la cama y no ser sorprendido cuando apaguemos las luces.

También será de utilidad para los padres aprender a ir reduciendo las ayudas y “apoyos de sueño”  (dormirlo con el pecho, con un biberón o en brazos, etc.) cuando nuestro bebé tiene más de 5 meses. El objetivo que es que consigan aprender a dormir de forma independiente y cuando esto ocurra  tendrán la capacidad de volverse a dormir en medio de la noche solos sin vuestra ayuda.

Todos estos cambios y ajustes pueden ser difíciles y al principio pueden costar un poquito, tenéis que estar al lado de vuestro pequeño y darle mucho cariño y amor. También es muy importante que nos centremos en el bienestar emocional del bebé, es decir, en la alimentación que está recibiendo durante el día, en la actividad diaria que realiza y en si su ambiente de sueño está adecuado para dormir (temperatura, oscuridad, etc.).

Todos los bebés pueden aprender a conciliar el sueño tengan la edad que tengan, por ello es importante que los ayudemos, de forma respetuosa y con mucho cariño a encontrar su mecanismo.

 

¡Felices sueños!

Olga Sesé

Coach del sueño infantil