Mi bebé no duerme. Cómo enseñar a un bebé a dormir toda la noche. ¿Tu bebé no duerme?  ¿Le cuesta mucho quedarse dormido? ¿No se duerme sin tu ayuda? ¿Se despierta varias veces por la noche? ¿Está agotado y / o de mal humor hacia el final del día?

Cómo enseñar a un bebé a dormir toda la noche.

¿Problemas de sueño? ¿Tu bebé no duerme?  ¿Le cuesta mucho quedarse dormido? ¿No se duerme sin tu ayuda? ¿Se despierta varias veces por la noche? ¿Está agotado y / o de mal humor hacia el final del día?

Muchos padres y madres sufren falta de sueño y es completamente normal tener dudas y miedos en torno a este tema.

A veces oímos de familiares y amigos comentarios del tipo “si tienes hijos nunca más volverás a dormir”, “así son los bebes”, “es normal que tu bebé no duerma, o no te preocupes, todo pasará…”

Te dicen que tienes que acostumbrarte, pero estáis cansados, agotados, estresados y al borde de la desesperación.

La falta de sueño se refiere no solamente a dormir pocas horas durante la noche, sino también a dormir de forma fragmentada. Además de los efectos a nivel físico y el cansancio extremo, la falta de sueño ha sido fuertemente relacionada con la depresión postparto en las mamás.

Una madre o un padre agotados tendrán mayor dificultad para mostrarse sensibles, atentos y conectados a las señales del bebé, algo esencial para el desarrollo de los vínculos emocionales.

El sueño es necesario para el buen desarrollo y salud de tu bebé. Un bebé que no duerme puede estar constantemente llorando, irritable y de mal humor además de influir directamente en el aprendizaje y crecimiento.

La razón principal por la que la mayoría de bebés no duermen es simplemente porque todavía no han aprendido cómo hacerlo. Los bebes nacen si saber dormir solos, no tienen la capacidad de saber cuándo es hora de dormir.

De acuerdo al desarrollo, es normal que todos los bebés se despierten varias veces durante la noche y que, hasta los 4 o 6 meses de edad, aún necesiten de tu presencia para quedarse dormidos y conciliar nuevamente el sueño cuando se despiertan, pero a veces, el insomnio del recién nacido puede parecer excesivo. Una vez alcanzan la madurez necesaria (entre los 5-6 meses), ya están preparados para aprender a conciliar el sueño por ellos mismos, lo que les permite, así como a sus padres, conseguir el sueño que tanto desean.

Uno de los principales motivos por los que no son capaces de dormirse es porque no han seguido unas rutinas establecidas o unos hábitos de sueño no correctos o porque han necesitado de ti o de un apoyo externo para dormirse y cuando se despiertan y tú o el apoyo no está, lloran y no consiguen volverse a dormir.  (Darle el pecho para dormir o darle un biberón, dormirlo en brazos, dormir con él, son apoyos)

¡Pero no te desesperes! Si tu bebé no está durmiendo, hay soluciones muy suaves para que aprenda a dormir solito y si se despierta sepa volverse a dormir sin necesidad de tu ayuda.

La maduración de los bebés durante los primeros meses de vida es impresionante, en ningún otro momento de su vida van a desarrollarse tanto y tan rápido, no solo a nivel físico sino también a nivel neuronal. Por eso, es básico y necesario que los padres, ya desde del nacimiento, comiencen a crear rutinas y unos hábitos de sueño para que sus bebes adquirir la capacidad de conciliar el sueño ellos solitos y permanecer dormidos durante toda la noche.

Dormir por uno mismo es una habilidad que se aprende y desarrolla. Existen muchas formas para enseñar a nuestros hijos.

Con ganas responderé a todas las preguntas y dudas sobre este tema.

Porque un bebé que duerme es un bebé y una familia feliz.

 

Olga Sesé

Coach del sueño infantil