Mis artículos en la Revista Guiainfantil Artículos en Guiainfantil

En este apartado podéis ver un resumen de los artículos publicados en la Revista Guiainfantil.

Cómo influye el tipo de iluminación en el descanso de los niños

Los ciclos de sueño y vigilia del ser humano se establecen en base a la luz del día y a la oscuridad. Las personas hemos desarrollado unas hormonas del sueño llamadas melatonina y cortisol que son unas de las responsables de ayudarnos a dormir en la oscuridad y despertarnos por la mañana.

La melatonina es conocida como la hormona del sueño y alcanza su punto máximo en el torrente sanguíneo justo antes de que nos vayamos a dormir. En el caso de los bebés y niños pequeños entre las 6 y las 8 de la tarde. De ahí la importancia de la luz y la hora del día para regular los ciclos de sueño. Te explicamos cómo influye el tipo de iluminación en el descanso de los niños.

Descubre cómo influye el tipo de iluminación en el descanso de los niños

SEGUIR LEYENDO EN EL ARTÍCULO ORIGINAL. LINK ADJUNTO

 

 

 

Consejos para acabar definitivamente con las pesadillas de los niños.

Las temidas pesadillas son parte del desarrollo normal de un niño que se dan durante el crecimiento. Aparecen alrededor de los 2-3 años y son una forma de expresar experiencias vividas. Un niño que ha tenido una pesadilla es probable que tenga una idea clara de lo que le asusta y tenga sensación de miedo. También puede tener miedo de volver a dormirse y por la mañana puede recordar que tuvo un mal sueño.

Acostumbran a suceder durante la segunda mitad de la noche durante la fase de sueño REM y pueden ser causadas por diferentes motivos:

  • Les falta horas de sueño.
  • Están en un momento de desarrollo.
  • Están enfermos, algunos niños tienen pesadillas cuando tienen fiebre.
  • Están cansados, los niños que están excesivamente agotados tienen más pesadillas que los niños que están bien descansados.
  • No tienen una rutina regular.
  • Sufren estrés o ansiedad, causada por un traslado o el nacimiento de un nuevo hermano, etc.

Cuando tienen pesadillas suele ser difícil volver a conciliar el sueño a causa de que se quedan con miedo. Ayudar a los niños a manejar sus miedos es clave.

 ¿Cómo prevenir las pesadillas? SEGUIR LEYENDO EN EL ARTÍCULO ORIGINAL. LINK ADJUNTO

 

Por qué los bebés se despiertan por la noche.

La gran mayoría de los bebés se despiertan por la noche, de hecho, todos nos despertamos, pero como adultos tenemos la capacidad de saber volver a dormir fácilmente y aunque algunos bebés parecen superhéroes y son capaces de dormir entre 10-12 horas seguidas desde los 3-4 meses, pero no todos los bebés tienen esta misma suerte.

Existen diferentes razones científicas, de desarrollo y de comportamiento que lo explican:

 

Causas de los despertares nocturnos.

No tiene un ritmo circadiano establecido

El ritmo circadiano también conocido como nuestro reloj biológico se rige por un patrón de 24 horas de actividades biológicas que ocurren en nuestro cuerpo. El ciclo sueño-vigilia es parte de ese ritmo circadiano. Este ritmo circadiano es el que regula la liberación de la melatonina (hormona que ayuda a conciliar el sueño) y cortisol (hormona que ayuda a activarnos por la mañana) y también es el encargado de ayudar a diferenciar el día y la noche.

Hasta los 3-4 meses los bebés todavía no han adquirido este ritmo circadiano y sus ciclos de sueño se componen solo de 2 fases. (Duración ciclo de sueño: 40-50 minutos).

Si tu bebé tiene menos de 4 meses seguramente todavía no sepa diferencia el día y la noche y se vaya despertando cada 40-50 minutos.

SEGUIR LEYENDO EN EL ARTÍCULO ORIGINAL. LINK ADJUNTO

 

Qué son las regresiones de sueño y cómo afectan a los bebés.

¿Regresión del sueño? ¿Qué son? ¿Cómo afectan a los niños? Seguramente es una frase que para ti no existía hasta que has tenido un bebé.

Las regresiones de sueño pueden ser uno de los desafíos de sueño más difíciles y puede llegar a causar frustración y agotamiento en los padres.

Las regresiones son los períodos de tiempo que de repente un bebé que dormía bien por la noche comienza a tener despertares nocturnos o le cuesta y tarda mucho más en conciliar el sueño o incluso comienza a dormir mal las siestas. Y los papás desprevenidos, desconocen el motivo de estos repentinos cambios.

Las regresiones del sueño pueden durar de 2 a 6 semanas y pasado este tiempo los patrones de sueño del bebé vuelven a la normalidad, o sea, que es un periodo temporal que pasará, es mejor no asustarse y continuar con vuestros hábitos de sueño saludables.

La causa de estas regresiones de sueño puede ser debida al desarrollo de la infancia, los llamados hitos de desarrollo.

Las edades típicas dónde pueden ocurrir estas regresiones del sueño son en torno a las 6 semanas, 4 meses, 8 a 10 meses, 12 meses, 18 meses, y otra vez en 2 años.

También tengo que decir, que no todos los niños pasan por estas regresiones y mucho menos por todas ellas. La más frecuente es la de los 4 meses, pero superada ésta no quiere decir que tengan que sucederles todas.

SEGUIR LEYENDO EN EL ARTÍCULO ORIGINAL. LINK ADJUNTO

 

Trucos infalibles para acostumbrar al bebé a dormir solo.

El sueño es una necesidad básica de todos los bebés y niños. Afecta al desarrollo físico y mental, a sus emociones, su aprendizaje y a su bienestar emocional.

Un bebé o niño bien descansado estará más activo, lleno de energía y de buen humor.

Es muy importante que los peques descansen tanto de día cómo de noche las horas adecuadas según la edad que tienen.

Hasta los 4 meses de edad los bebés no tienen un patrón de sueño establecido, su ritmo circadiano no se ha puesto en marcha y sus ciclos de sueño son muy cortitos. Los primeros meses de vida se van despertando para evitar hipoglucemias y estar en alerta de sus cuidadores.

Pasado este tiempo la cosa cambia, aquí su ritmo circadiano comienza a funcionar, comienzan a producir las hormonas melatonina (encargada de relajarlos y prepararlos para ir a dormir) y cortisol (encargada de activarlos por la mañana) y sus ciclos de sueño se alargan y pasan a ser como los de un adulto de 90-120 minutos.

Bebés que dormían muy bien hasta los 4 meses puede que con estos cambios comiencen a despertarse más.

Bebés que dormían mal puede que lo hagan peor.

Y Bebés que dormían mal, sorprendentemente mejoren.

Si te sientes identificada, estas en esta situación y has entrado en un círculo de mal sueño que no sabes como solucionarlo, aquí van unos consejos:

SEGUIR LEYENDO EN EL ARTÍCULO ORIGINAL. LINK ADJUNTO

 

La importancia de las siestas. Cuántas siestas debe dormir un niño según su edad.

La siesta es esencial para nuestros hijos, es una necesidad fisiológica para su desarrollo y crecimiento y son muchos los beneficios que aporta dormir buenas siestas.

  • La siesta permite un buen descansoy permite tener energía y actividad en los espacios de vigilia.
  • La siesta es necesaria para el desarrollo físico y mental, para el aprendizaje y bienestar emocional.
  • La siesta ayuda a memorizar y organizar la información. El sueño nos mantiene fuertes, nos ayuda a procesar los eventos del día. Una noche de buen sueño nos prepara para un día de energía, concentración, humor positivo y a estar más activo, evitar tensiones y rabietas.
  • Fisiológicamente necesaria para regular nuestros biorritmos y garantizar el buen funcionamiento del organismo y reducir la hiperactividad.

Los bebés y niños que duermen correctamente las siestas tienden a estar más descansados, atentos, de mejor humor y tienden a dormir mejor y más tiempo durante la noche.

En algunos casos, la causa de los despertares nocturnos puede ser que el bebé o niño pequeño no está recibiendo el sueño adecuado durante el día, o que ha saltado una siesta, que puede tener una especie de efecto “jet lag”. Los despertares nocturnos tienen más probabilidades de aparecer cuando el tiempo total de sueño del bebé no es suficiente.

La duración y la calidad de las siestas afectan el sueño nocturno, y de la misma manera, el sueño nocturno afecta la siesta.

El número de siestas durante el día y la hora en que se tienen que tomar dependerá de la edad del pequeño, por ejemplo, si tiene alrededor de 4-5 meses deberá estar haciendo 3 siestas, alrededor de los 7-8 meses, 2 siestas y pasados los 14 meses, 1 siesta.

SEGUIR LEYENDO EN EL ARTÍCULO ORIGINAL. LINK ADJUNTO