¿Tu recién nacido no duerme? 5 razones por las cuales no está durmiendo (bebés de 0-3 meses) Mi bebé no duerme

¿Tu recién nacido no duerme?

¡Mi bebé no duerme! 5 razones por las cuales no está durmiendo.

Es normal que los recién nacidos se despierten por la noche. Ten en cuenta que sus barriguitas son muy pequeñas y  necesitan comer con frecuencia para evitar hipoglucemias y crecer. Por tanto no pueden tener un sueño muy continuado y necesitan pequeñas siestas a lo largo de las 24 horas del día para poder comer.

De hecho, los patrones de sueño de los recién nacidos no son como los de un adulto. Los patrones de sueño de los bebés están formados por el tiempo que les lleva alimentarse, digerir, tener un poco de tiempo de vigilia y luego volver a dormir. Los episodios de sueño son breves y espaciados en intervalos regulares.

Los ciclos de sueño de recién nacido duran alrededor de 45-50 minutos y de vigilia 90 minutos.

Ese ciclo de 45-50 minutos se compone de sueño activo (parecido al REM) y sueño tranquilo (profundo), que puede durar 25 minutos cada uno. En la transición de uno a otro puede que se despierten con facilidad.

Desde que nacen hasta aproximadamente los 6 meses duermen un promedio de 16h.

A partir de los 3 meses los ciclos y patrones de sueño cambian y los bebés comienzan a producir melatonina, la “hormona del sueño” y el cortisol, una hormona que “ayuda a regular el despertar”.

5 razones por las cuales tu recién nacido no está durmiendo durante la noche:

Ya sabes que es normal que tu recién nacido se despierte a menudo, pero si lo ves cansado, no puede conciliar el sueño y se está volviendo cada vez más y más molesto, necesitarás identificar la causa de la angustia de tu recién nacido y ofrecerle toda tu ayuda.

Éstas son, las 5 principales razones por las que los recién nacidos que están cansados ​​luchan por quedarse dormidos:

Tiene hambre

Esta es la razón por la que muchos de nosotros saltamos a la primera cuando un recién nacido no duerme y puede ser la causa más común. Los recién nacidos tienen estómagos pequeños y por lo tanto necesitan comer con frecuencia. Lo que es más, durante un brote de crecimiento, un recién nacido puede alimentarse cada hora! Así que si tu recién nacido parece angustiado y no se queda dormido, trata de alimentarlo.

Está cansado

Si el hambre es la razón por la que muchos padres saltan a la primera cuando los recién nacidos no duermen, el cansancio puede ser el último. Pero es verdad, los recién nacidos pueden simplemente estar demasiado cansados ​​para quedarse dormidos con facilidad. La “cura” para el sobre cansancio es simplemente estar muy atento las señales del sueño del recién nacido. Tan pronto como empiece a mostrar signos de cansancio (frotarse los ojos, bostezar, tirarse de las orejas, lloriquear, etc.), ponlo a dormir.

Está sobre estimulado

Un poco de estimulación es bueno para el recién nacido. Durante su tiempo de vigilia, es una gran idea involucrarlo en algunas actividades de juego. ¡Sin embargo, demasiada estimulación no es buena! Los recién nacidos no siempre afrontan bien a las luces brillantes, voces fuertes y mucha actividad. Si ves que tu bebe comienza a ponerse nervioso, trata de llevarlo una zona tranquila e intenta que se duerma.

Está incómodo

Éste puede ser más difícil de precisar. Si no puedes imaginar por qué otra cosa tu bebé puede estar llorando en lugar de dormir, busca la comodidad. ¿Está el pañal mojado o sucio? ¿Está tu bebé demasiado caliente o demasiado frío? ¿Está enfermo?.

¡Te necesita!

Al igual que comer, la calidez, el refugio y el sueño, son básicos para los recién nacidos. Si tu pequeño no está durmiendo y parece muy molesto, trata de abrazarlo piel contra piel contra tu pecho. Te sorprenderás de lo rápido y eficaz que puede calmar a tu bebé.

Ser padre de un recién nacido es a la vez lo más difícil y lo más maravilloso del mundo, ¿no? Pero todos sabemos de primera mano lo agotador y abrumador que puede ser tratar de ayudar a nuestro hijo a dormir bien. Sí, se supone que los recién nacidos se despiertan las 24 horas del día para alimentarse, pero eso no significa que no podamos alentar suavemente un buen y profundo sueño para nuestro bebé.

Dormir por uno mismo es una habilidad que se aprende y desarrolla. Existen muchas formas para enseñar a nuestros hijos.

Con ganas responderé a todas las preguntas y dudas sobre este tema.

Porque un bebé que duerme es un bebé y una familia feliz.

 

Olga Sesé

Coach del sueño infantil