Regresiones de sueño: 12 meses Regresión de sueño de los 12 meses

Si tu bebé, que dormía bien, comienza a despertarse por la noche o a resistirse a la hora de dormir la siesta es posible que esté experimentando la regresión de sueño de los 12 meses.

Como comentaba en las regresiones anteriores también es debida a los hitos de desarrollo.

Pasada la regresión de sueño de los 8, 9 o 10 meses de edad, la mayoría de los bebés comienzan a tener un buen ritmo de sueño, pero a los 12 meses puede que se vuelva a torcer.

Señales de que tu bebé está entrando en esta regresión:

  • Comienza a caminar.
  • Siestas reducidas.
  • Mayor irritabilidad.
  • Múltiples despertares nocturnos (especialmente si su bebé duerme bien).
  • Cambios en el apetito.

 

Esta regresión tiene mucho que ver con las siestas. A medida que el bebé se acerca a su primer cumpleaños, la mayoría de los padres comienzan a preguntarse cuándo es el momento de pasar a una siesta. ¿Cómo sabrás cuándo es el momento? Más o menos entre los 14 y 16 meses, verás que a tu bebé le cuesta mucho hacer la primera siesta de la mañana, a partir de ese momento se reducirá esta siesta y pasarán solo a realizar una y así podrán estar así hasta los 3 o 4 años.

Sobre los 11-12 meses muchos padres ven que al omitir o a reducir las siestas a 45 minutos creen que es el momento de pasar a 1 siesta. Yo recomiendo intentar aguantar con dos siestas hasta los 14 o 16 meses ya que con 11-12 meses es pronto para pasar a 1 sola siesta y tu bebé puede que llegue demasiado cansado a la hora de dormir.

De manera similar, los bebés que van a la guardería generalmente pasan a una siesta alrededor de los 12 meses, preparados o no. La mayoría se adaptan bien. Sin embargo, a los papas que tienen otra opción les digo que no corran a hacer esta transición.

Una vez que comienzan realmente a caminar, se cansan mucho más y gastan mucha más energía, también puedes pensar que tenga hambre por la noche, pero no significa que tengas que alimentarlos de noche. Aumenta la ingesta de alimentos durante el día.

 

Consejos para ayudarlo a lidiar con una regresión del sueño de los 12 meses:

  • Recuerda que es una regresión temporal.
  • Ofrece tranquilidad y paciencia durante esta etapa: Una de las razones por las que tu bebé no quiere dormir es porque quiere practicar sus nuevas habilidades. Trata de ofrecer tranquilidad una hora antes de ir a la cama. Resiste el impulso de recurrir a “apoyos de sueño”. Tu bebé debe acostarse somnoliento pero despierto, o te verás obligada a utilizar estas ayudas durante toda la noche cuando se despierte.

 

¡Paciencia, todo pasará! Pero si te sientes perdida y no hay manera de superarlo puedes ponerte en contacto conmigo en olga@babyremcoach.com

En el siguente post hablo de la regresión de los 18 meses.

¡Felices sueños!

Olga Sesé

Coach del sueño infantil

 

Foto: jordan.and.co

Fuente: The baby sleep site, William Sears, Kim West.