Regresiones de sueño: 18 meses Regresión de sueño de los 18 meses

Si tu hijo, que dormía bien, comienza a despertarse por la noche o se resiste a dormir la siesta es posible que experimente la regresión de sueño de 18 meses.

¿Por qué 18 meses?

A los 18 meses pueden ocurrir varios motivos que hagan que tu hijo retroceda en su sueño:

  • Los famosos hitos de desarrollo.
  • Aparece la ansiedad de separación: La mayoría de los bebés comienzan a experimentar ansiedad de separación alrededor de los 7-8 meses, y para la mayoría de los bebés, la ansiedad es más fuerte de 10 a 18 meses.
  • Comienzan a ganar independencia: A esta edad son capaces de hacer cosas solitos como comer con cuchara, beber de un vaso, jugar con construcciones, etc. Este aumento de la independencia puede hacerles sentir más fuertes y el resultado puede ser que comiencen a negarse a dormir o quedarse en la cama.
  • Pueden surgir comportamientos desafiantes: Hay un factor de disciplina que puede aparecer en esta regresión que no tuvieron las anteriores. Se pueden volver más obstinado y este comportamiento puede llevarlo a rechazar siestas o a gritar cada vez que se despierta por la noche y como consecuencia a la falta de sueño causada por esta regresión puede hacer que tu hijo se ponga irritable, lo que lleva a más berrinches y ataques de mal genio.
  • Se está acercando a los “terribles dos años”.

 

Consejos para lidiar con la regresión de sueño de los 18 meses

  • Es momento de comenzar a establecer límites, no sólo ayudará en el sueño, también hará que los terribles dos años sean un poco más llevaderos.
  • No elimines las siestas, aunque se resista, las necesita hasta los 3 o 4 años.
  • Sigue estableciendo unos buenos hábitos y una buena y consistente rutina de sueño.
  • Resiste el impulso de recurrir a “apoyos de sueño”. Tu bebé debe acostarse somnoliento pero despierto, o te verás obligada a utilizar estas ayudas durante toda la noche cuando se despierte.

Recuerda que la regresión de sueño de los 18 meses es pasajera, y aunque te puede parecer una eternidad, no durará para siempre. Si tu hijo dormía bien, no retrocedas en sus patrones de sueño y todo volverá a la normalidad, ten paciencia.

 

¡Paciencia, todo pasará! Pero si te sientes perdida y no hay manera de superarlo puedes ponerte en contacto conmigo en olga@babyremcoach.com

El siguente post hablaré de la regresión de los 2 años.

¡Felices sueños!

Olga Sesé

Coach del sueño infantil

 

Foto: @sarahtreed

Fuente: The baby sleep site, William Sears, Kim West.