El sueño es una necesidad fisiológica y una parte esencial en la vida diaria de todos los bebés y niños. Afecta al desarrollo físico y mental, a sus emociones, su aprendizaje y a su bienestar emocional.

El sueño nos mantiene fuertes, nos ayuda a procesar los eventos del día. Una noche de buen sueño nos prepara para un día de energía, concentración, humor positivo y a estar más activo.

Fisiológicamente necesario para regular nuestros biorritmos y garantizar el buen funcionamiento del organismo.

El sueño adecuado es una parte clave de un estilo de vida saludable, y puede beneficiar al corazón, peso y mente.

La falta de sueño produce:

Irritabilidad y mal humor.

Depresión.

Cansancio y somnolencia diurna.

Dolor de cabeza.

Hipersensibilidad.

Menos capacidad para concentrarse y retener nueva información.

Menor capacidad creativa.

Menos capacidad para manejar el estrés.

Menos capacidad para defenderse de enfermedades.

Muchos padres y madres sufren privación del sueño, quienes necesitan dormir para poder estar atentos, conectados y disfrutar al pasar tiempo con sus hijos.

Los bebés nacen si saber dormir solos y sin diferenciar el día y la noche. Por este motivo, es básico comenzar a crear una buena higiene de sueño.

Dormir bien es necesario para el buen desarrollo y salud de tu bebé. Un bebé que no duerme puede estar constantemente llorando, irritable y de mal humor.

Un bebé que duerme es un bebe feliz.

Uno de los principales motivos por los que no son capaces de dormirse es porque no han seguido unas rutinas establecidas o unos hábitos de sueño correctos o porque han necesitado de ti o de un apoyo externo para dormirse. (Darle el pecho para dormir o darle un biberón, dormirlo en brazos, dormir con él, etc.)

Enseñar a dormir es el proceso para ayudar al bebé o al niño a adquirir la capacidad de conciliar el sueño de manera independiente y permanecer dormido durante toda la noche.

El coach del sueño

Como del Coach del Sueño, mi objetivo es poder guiar y ayudar a las familias, como la tuya, a crear rutinas consistentes, hábitos y ambientes de sueño saludables para que vuestros hijos tengan la capacidad de aprender a conciliar el sueño de forma independiente y dormir sin interrupciones de forma segura, sana y respetuosa, consiguiendo el descanso para toda la familia.

Una Coach de sueño infantil trabaja con las familias dándoles las herramientas para que conozcan el sueño de sus hijos y así, poderles guiar y educar en su sueño en función de la edad que tengan. Partiendo siempre desde el amor y el apego.

 

 Adicionalmente, una Coach del Sueño Infantil proporciona apoyo, información, educación y recursos basados en las necesidades de sueño, estilo de vida y cultura de cada familia.

La Coach del Sueño no diagnostica, trata, examina o aconseja médicamente a las familias.

Beneficios del coach del sueño

Ver como tu hijo se duerme tranquilamente.

Duerme todas las horas que le tocan para su edad.

No se despierta por la noche.

Está menos nervioso y más alegre.

Mejora el estado de ánimo del bebe y sus niveles de energía.

Toda tu familia está más tranquila, descansada y feliz.

Reduces tu estrés.

Te sientes mejor y tienes más tiempo para ti.