Mitos sobre el sueño infantil

Destapando 11 mitos sobre el sueño infantil

Cuando somos padres por primera vez recibimos muchos regalos, vienen muchas visitas a conocer al nuevo miembro de la casa, nos felicitan..

¡Pero también recibimos muchos y muchos consejos por parte de todo el mundo!

¿Te ha pasado? ¿Un familiar, una amiga, una compañera de trabajo, las abuelas, las tías ofrecen todo tipo de consejos sobre cómo criar a tu hij@?

Si sufres la falta de sueño, seguramente te han dado mil consejos y ya no sabes que pensar.

¿Quién tiene la razón? ¿Qué es cierto y qué no lo es?

Siempre los consejos son bienintencionados, pero pueden ser frustrantes y agotadores.

Para darle algo de claridad y tranquilidad la próxima vez que alguien te ofrezca algunos consejos obsoletos sobre el sueño, me gustaría aclarar algunos de los mitos más comunes sobre el sueño:

Mito 1: “Los bebés tardan meses en aprender a dormir por la noche”

Muchos padres tienen la impresión de que tardarán meses y meses en lograr que su bebé duerma bien por la noche, no hay ninguna ciencia real detrás de este mito. Muchos bebés pueden aprender a dormir en solo unas pocas semanas, no meses (de hecho, cuando las familias trabajan conmigo y realizan un Plan de sueño, en 15 días vemos muchos resultados y mejoras).

Los bebés se adaptan muy rápidamente a su entorno y a los cambios. Todo dependerá de cómo los padres crean entorno de sueño saludable, y unos buenos hábitos de sueño para que aprendan a dormir en muy poco tiempo.

Mito 2: “Tu bebé dormirá más cuando esté cansado”

Cuando un bebé está cansado (es decir, descansado pero listo para dormir) y tiene hábitos de sueño saludables e independientes, entonces sí, dormirá. Cuando un bebé está demasiado cansado y depende de los “apoyos” para dormir (mecerse para dormir, pecho, biberón, etc), es probable que este bebé cansado tenga dificultades para conciliar el sueño. Parece contradictorio, pero en realidad es mucho más difícil para los bebés quedarse dormidos si están exhaustos y sobre estimulados.

Mito 3: “Los bebés no pueden desarrollar hábitos de sueño”

Si desde el nacimiento, la única forma de que tu bebé se duerma es meciéndose o al pecho, no es realista suponer que a los cuatro meses sabrá de manera simple y repentina cómo dormir sin balancearse o solito. Aprendió a asociar el movimiento y el pecho con el sueño. Estos son los tipos de apoyos de sueño aprendidos que BabyREM trabaja en corregirlos.

Mito 4: “Debes dejar luz y hacer ruido en la casa mientras duerme la siesta para asegurarse de que duerma bien”

¡Imagínate que te sucediera a ti! Te pones a dormir la siesta y comienzan a abrir las persianas, encender la luz, ponen el lavaplatos haciendo ruido con los platos y las sartenes, encienden el aspirador, etc. ¿Podrías conciliar el sueño tranquilamente?

Ahora bien, eso no quiere decir que los bebés no puedan soportar un poco de ruido. El útero, después de todo, es un lugar bastante ruidoso. Pero eso no significa que tratar de “enseñar” a tu hijo con un ruido excesivo es el método adecuado … ¡nadie puede dormir con la aspiradora en marcha!

Mito 5: “Los bebés nacen sabiendo cómo dormir”

Si bien es cierto, todos los humanos nacen con la capacidad de dormir, hay una gran diferencia entre poder dormir físicamente y tener las habilidades para conciliar el sueño sin ayuda. Quedarse dormido sin ayuda es una habilidad que debe desarrollarse y aprenderse con el tiempo, y la única forma de hacerlo es inculcar hábitos de sueño adecuados en tu hijo lo antes posible. Al enseñar a los peques que puedan calmarse y quedarse dormidos sin la ayuda de mamá o papá, estarán mucho mejor equipados para desarrollar hábitos de sueño saludables para toda la vida.

Mito 6: “Algunos bebés no necesitan dormir tantas horas”

A parte de no cierto, puede ser peligroso. Algunos padres podrían pensar que algunos bebés que luchan con el sueño simplemente no están tan cansados ​​y no requieren la cantidad recomendada de sueño. El sueño es absolutamente esencial para la salud y el desarrollo cognitivo de tu hijo, y los bebés y los niños pequeños necesitan mucho para crecer adecuadamente. Dejando de lado raras excepciones médicas, no existe un bebé que no requiera dormir mucho. Solo necesitan aprender a dormir de manera consistente y saludable. Lo ideal, entre 10-11h de sueño nocturno.

Mito 7: “Los bebés nunca duermen toda la noche sin despertarse

Como los adultos, los niños pueden despertarse varias veces a lo largo de la noche, ya sea porque tiene hambre o porque no se encuentra bien o tiene alguna molestia. Pero a partir de los 12 meses un bebé puede llegar a dormir de forma continuada sin despertarse entre 10-11h.

Mito 8: “Algunos niños no necesitan dormir siesta

Los niños necesitan menos siestas de forma natural a medida que crecen. Pero no es hasta los 3-4 años que desaparece por completo.

Mito 9: “Si se acuesta tarde, se quedará dormido antes y dormirá mejor

Es recomendable acostar a los niños en el momento que muestran señales de sueño. Si te pasas de su hora, su cuerpo comenzará a segregar cortisol, hormona que le activará, y se sobre activará. Un peque sobre activado concilia peor el sueño y tiene una noche más activa.

Mito 10: “Los bebés duermen toda la noche si se les dan alimentos sólidos antes de los 4-6 meses de edad

Antes de los 4 meses los bebés tienen el sistema digestivo muy inmaduro y los alimentos deben administrarse de forma paulatina, valorando su tolerancia según las indicaciones del pediatra.

Mito 10: “Dar un biberón cargado, hará que mi bebé duerma toda la noche

¿Cuántas veces hemos escuchado esa afirmación? ¿A cuántas de vosotras os han dicho alguna vez “hazle un bebe bien cargado y verás como duerme la noche entera”? Muchas, ¿verdad? Pues es un MITO. Hacer una gran toma no hará que tu bebé se duerma más rápido, ni que no se despierte por la noche. Hay otros mecanismos para lograr que tu hijo duerma, y ese no es uno de ellos.

Mito 11: “Los hermanos no deben dormir juntos porque se pueden despertar entre ellos

Esto no es necesariamente cierto. Si los hermanos tienen la misma rutina para dormir, no tiene por qué haber ningún inconveniente en que duerman juntos.

Si te sientes perdida y no hay manera de superarlo puedes ponerte en contacto conmigo en Contacto y te cuento cómo podemos trabajar en su sueño.

¡Felices sueños!

Olga Sesé

Coach del sueño infantil

** Todas estas recomendaciones son extraídas de los libros de los expertos en sueño infantil: Tracy Hogg, Elisabeth Pantley, Kim West, National Sleep Fundation y algunos más.

Click to access the login or register cheese