Siestas de los niños en verano, ¿sí o no?

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina nos preguntamos qué vamos a hacer con los horarios y rutinas de nuestros hijos. ¿Tengo que mantener los mismos horarios? ¿Tiene que echar la siesta a la misma hora?

Puede ser complicado cuando tenemos un viaje o cuando tenemos comidas y eventos familiares o con amigos planificados. Dependiendo de la personalidad y el temperamento de tu hijo, puede que lleve bien que un día puntual nos saltemos las normas, pero es posible que ese día esté demasiado cansado y tenga una noche de sueño un poco dura, pero probablemente se vuelva a encarrilar todo al día siguiente. En cambio, a otros niños puede que les cueste unos días más volver a la normalidad.

Si tu hijo duerme las siestas, ya sean 3, 2 o 1 en función de la edad que tenga, obviamente es necesario que las mantenga. Si no puedes encontrarte al final de la tarde con un peque sobre cansado e irritable y difícilmente conciliará el sueño.

Lo que si podemos es variar el lugar dónde las duerma, pero siempre intentando mantener los horarios. ¡Mientras la duerma!

Aquí van algunos consejos de siestas y horarios para las vacaciones:

  1. Si tu hijo está en un momento de transición de siestas, trata de cumplir con la rutina o programa la mayor cantidad de tiempo posible. Las primeras semanas en las que está “configurando” su nuevo horario suelen ser las más importantes.
  • Si hace dos siestas y tienes que elegir entre una de las dos, opta por perder la siesta de la tarde y lo acuestas más temprano en el momento de ir a dormir por la noche. La siesta de la mañana normalmente crea el ambiente y el estado emocional de tu hijo para el resto del día. Un bebé cansado por la mañana por lo general puede estar irritable el resto del día y la noche.
  • Si tu hijo se duerme fácilmente en el coche, puedes hacer coincidir las horas de viaje con las horas de siesta.
  • Y si se duerme de vuelta por la noche puedes pasarlo de la silla del coche directamente a su cama. Si se despierta, no lo trates como una siesta. Su cuerpo todavía esperará dormir, así que haz una pequeña rutina para acostarlo y acuéstalo. Trata de mantener la habitación oscura mientras haces la rutina para que no se despierte y se desvele.
  • Si no duerme la siesta en el coche, intenta conducir después de la primera siesta del día con el objetivo de comenzar bien y día y luego intenta una siesta cuando llegues al destino.

Disfrutad de las vacaciones, pasad tiempo al sol y al aire libre. El sol es un buen aliado para el descanso de vuestros hijos.

SEGUIR LEYENDO EN EL ARTÍCULO ORIGINAL: LINK ADJUNTO

Si te sientes perdida y no hay manera de superarlo puedes ponerte en contacto conmigo en Contacto y te cuento cómo podemos trabajar en su sueño.

¡Felices sueños!

Olga Sesé

Coach del sueño infantil

** Todas estas recomendaciones son extraídas de los libros de los expertos en sueño infantil: Tracy Hogg, Elisabeth Pantley, Kim West, National Sleep Fundation y algunos más.