Wonder Weeks o crisis en el desarrollo mental del bebé

Las semanas mágicas es una teoría que plantea una conexión entre ciertos saltos del desarrollo y la inquietud / comportamiento del bebé.

Los autores creen que hay diez grandes cambios en todos los bebés sufre en los primeros 20 meses de vida, alrededor de 5, 8, 12, 19, 26, 37, 46, 55, 64 y 75 semanas, precedidas por períodos de apego, irritabilidad, insomnio y llanto.

Ellos creen que cada uno de estos cambios son “saltos mentales”: cambios significativos en el desarrollo mental del bebé, lo que permite al bebé percibir cosas que previamente no pudo. El cambio es tan significativo que cambia toda la perspectiva e interacciones del bebé.

No necesariamente coinciden con brotes de crecimiento, dentición, crisis de lactancia u otros hitos comunes del bebé, aunque podrían terminar, pasando al mismo tiempo.

Recuerda tomar todas las teorías como una teoría … no todos los bebés experimentarán de la misma manera.

Para cada salto, los autores abordan:

  • Signos de irritabilidad
  • Señales de que el bebé vuelve a crecer

 

Los saltos son los siguientes:

 

  • Salto 1 – Semana 5: El mundo de las sensaciones cambiantes
  • Salto 2 – Semana 8: El mundo de los patrones
  • Salto 3 – Semana 12: El mundo de las transiciones suaves
  • Salto 4 – Semana 19: El mundo de los acontecimientos
  • Salto 5 – Semana 26: El mundo de las relaciones
  • Salto 6 – Semana 37: El mundo de las categorías
  • Salto 7 – Semana 46: El mundo de las secuencias
  • Salto 8 – Semana 55: El mundo de los programas
  • Salto 9 – Semana 64: El mundo de los principios
  • Salto 10 – Semana 75: El mundo de los sistemas

 

El mundo de las sensaciones cambiantes

Tu bebé está “despertando”, cada vez está más en alerta y conociendo el mundo que le rodea.

Suele ocurrir cuando comienza “la hora de las brujas”, ese período de inquietud de aproximadamente de 17h a 22-23h. Abraza y consuela a tu hijo, seguramente también tengas que alimentarle con más frecuencia por la noche ya que puede que esté pasando por un período de crecimiento acelerado en este momento.

 

El mundo de los Patrones

Tu hijo está comenzando a reconocer y crear patrones simples en su mundo, practicará movimientos con las manos de la misma manera una y otra vez o emitirá el mismo gruñido una y otra vez.

Toda esta curiosidad y estado de alerta puede dificultar que tu hijo se relaje y se duerma, así que asegúrate de que su habitación sea cómoda para dormir. Debe ser tranquila y silenciosa. Este también es un buen momento para comenzar a trabajar en rutinas de sueño sencillas tanto por la noche como para las siestas.

 

El mundo de las transiciones suaves

Los movimientos de tu hijo se vuelven más suaves y coordinados, comienza a reconocer los cambios en su mundo y los patrones de estos cambios.

Se está volviendo cada vez más nervioso y activo a esta edad y eso puede significar cambios en su rutina de sueño. Algunos padres encuentran que la nueva capacidad de tu hijo para rodar y girar interfiere con el sueño. Tu hijo puede rodar desde la espalda hasta la barriga, pero no al revés.

 

El mundo de los acontecimientos

Tu hijo está aprendiendo a reconocer la causa y el efecto, y a predecir los resultados (es decir, “si dejo caer este juguete, se caerá al suelo y mamá vendrá a recogerlo”).

¡Bienvenido a la regresión del sueño de 4 meses! Si el sueño de tu hijo era predecible hasta este punto, todo puede desmoronarse ahora. Continuar trabajando en la construcción de rutinas de sueño consistentes, esto ayudará tu hijo a aprender que ciertos eventos significan que se acerca el sueño. También es posible que desee trabajar para identificar cualquier asociación de sueño que pueda tener tu hijo.

 

El mundo de las relaciones

Tu hijo comienza a percibir la distancia. El mundo se convierte en un lugar mucho más grande, esta puede ser una razón por la cual muchos bebés comienzan a rodar / gatear en este momento.

La ansiedad por separación puede convertirse en un problema a la hora de la siesta y a la hora de acostarse, ya que tu hijo ahora entiende que cuando te vas, estás lejos. Este también es un buen momento para ayudar a tu bebé en el aprendizaje de sueño. Comienza a eliminar los apoyos o asociaciones de sueño para que aprenda a dormir de forma independiente.

 

El mundo de las categorías

Tu hijo está aprendiendo que se pueden agrupar varias cosas, por ejemplo, sus bloques pueden parecer diferentes, pero reconoce que todos son bloques. Tu hijo también avanza mucho en movilidad, aprende a gatear bien, a ponerse de pie y posiblemente a dar pasos asistidos.

Esta semana mágica coincide con la regresión del sueño del 8/9/10 meses. El sueño de tu hijo puede verse seriamente interrumpido, gracias a toda su movilidad recién descubierta. Pero tu hijo también puede comenzar a experimentar con la causa y el efecto a la hora de dormir: “Si lloro, ¿qué hará mamá?” tu hijo detectará rápidamente cualquier patrón, así que asegúrate de no crear nuevos apoyos de sueño en esta etapa.

 

El mundo de las secuencias

Tu hijo comienza a reconocer los pasos de tareas simples, como vestirse o desayunar.

Las rutinas son esenciales en esta etapa. A la mayoría de los bebés les encanta saber lo que viene después, así que trabaja para continuar fortaleciendo sus rutinas de sueño. Es posible que tu hijo atraviese la regresión del sueño de 12 meses alrededor de este tiempo e intente abandonar su siesta matutina.

 

El mundo de los programas

Tu hijo se basa en su comprensión de las secuencias y comienza a aprender que hay más de una forma (o una “secuencia”) para realizar la misma tarea. Esto es también cuando la mayoría de los niños pequeños comienzan a mostrar fuertes preferencias (es decir, prefiere ponerse una camiseta y no otra).

¡Bienvenidos a la infancia! En esta etapa, la ansiedad por separación suele volver a aparecer. También puede comenzar a ver algo de resistencia a la hora de la siesta y a la hora de acostarse, ya que tu niño está aprendiendo a afirmar su independencia.

 

El mundo de los principios

Esta etapa está relacionada con el avance de causa- efecto que vimos en la etapa de 15-19 semanas, solo que ahora tu hijo está aprendiendo cómo usar causa y efecto para lograr sus objetivos. También está aprendiendo que sus acciones tienen ciertas consecuencias.

Es hora de hablar de Límites. Su hijo está aprendiendo rápidamente cómo responde a sus acciones, así que asegúrate de enviar los mensajes correctos con sus respuestas. Este es el momento de comenzar a establecer límites y establecer límites para el sueño. A menudo, los problemas de sueño rara vez son problemas de sueño, son problemas de disciplina.

 

El mundo de los sistemas

Tu hijo es capaz de comprender sistemas más grandes, por ejemplo, sabe que los procedimientos y las expectativas en la guardería son diferentes a los de su casa. También puede cambiar su comportamiento y acciones para adaptarse a diferentes situaciones. La actitud de tu hijo puede mostrarse con toda su fuerza.

Continúa imponiendo sus límites y límites de tiempo de sueño. A los 17 o 18 meses, los berrinches son comunes. Los berrinches de los niños pequeños a la hora de dormir y la siesta son especialmente frustrantes: es clave que te mantengas firme y serena. Además, la regresión de sueño de 18 meses puede ocurrir en este momento y tiende a ser de las más difíciles.

 

Fuente: http://www.thewonderweeks.com/

Pero si te sientes perdida y no hay manera de superarlo puedes ponerte en contacto conmigo en Contacto y te cuento cómo podemos trabajar en su sueño.

¡Felices sueños!

Olga Sesé

Coach del sueño infantil