Cómo afecta la dentición en el sueño infantil.

Artículo publicado en la revista Guiainfantil

¡Como si las regresiones del sueño, los hitos de desarrollo, las asociaciones del sueño, el cambio de horarios de las siestas y las dificultades para alimentarse no son suficientes, también tenemos lidiar con el dolor de dientes en nuestros hij@s!

La dentición puede ser un tema difícil para los padres. Los bebés pueden comenzar a morder a los pocos meses, pero puede llevarles algún tiempo antes de que aparezca el primer diente.

Mientras que algunos bebés y niños pequeños parecen no tener ninguna molestia, ni un mínimo de dolor cuando brota el primer diente, otros bebés pasan días muy incómodos y con mucho dolor y, por supuesto, la incomodidad y el dolor generalmente se traducen en ¡NO DORMIR!

Algunos bebés dormirán perfectamente mientras que otros tendrán muchos despertares nocturnos. Algunos expertos dicen que la dentición no tiene por qué irrumpir en el sueño, pero no creo que sea del todo cierto. Obviamente, todos los bebés son diferentes y todos tendrán diferentes tolerancias al dolor, pero en pequeña o gran medida puede afectarles.

Síntomas de que a tu bebé le puede estar saliendo algún diente

  • Babea más de lo habitual.
  • Tiene un sarpullido en la barbilla debido a la saliva.
  • Sufre diarrea (tragar saliva adicional puede hacer que la caca de tu hijo sea más intensa de lo normal).
  • Se niega a comer (las encías sensibles hacen que sea difícil amamantar y comer con comodidad).
  • Muerde más de lo habitual.
  • Aumentan los despertares nocturnos.
  • Está más nervioso o llora más de lo habitual.

Consejos para consolar a tu hijo si le están saliendo dientes y promover el sueño.

Si tu hij@ está en plena fase de la dentición y se siente realmente incómodo, es casi seguro que afectará su horario habitual de sueño. Afortunadamente, hay formas en las que puedes darle consuelo y mantener los buenos hábitos de sueño.

Si tu bebé tiene fiebre o cualquier otro signo de enfermedad, consulta con su pediatra.

  • Teniendo en cuenta que los dientes de leche irán saliendo en un periodo de 2 años, piensa en un plan sobre cómo manejarlo porque cada vez que brote un diente no se puede convertir en un problema de sueño.
  • Si está amamantando, seguramente el dar pecho le calme, pero establece límites y ten cuidado de no crear una asociación de sueño con la lactancia para dormir.
  • Consulta con tu pediatra si puedes darle analgésicos.
  • Hay una gran variedad de mordedores para la dentición que ayudan a minimizar el dolor. Muchos de ellos están diseñados para ser enfriados ya que el frío puede ayudar a adormecer las encías de tu hijo y así aliviar el dolor.

SEGUIR LEYENDO EN EL ARTÍCULO ORIGINAL: LINK ADJUNTO

Si te sientes perdida y no hay manera de superarlo puedes ponerte en contacto conmigo en olga@babyremcoach.com

¡Felices sueños!

Olga Sesé

Coach del sueño infantil

** Todas estas recomendaciones son extraídas de los libros de los expertos en sueño infantil: Tracy Hogg, Elisabeth Pantley, Kim West, National Sleep Fundation y algunos más.

Foto: @sandy_smith